Desde el 14 de marzo el mundo entero ha sido protagonista de una película de ciencia ficción; la economía, casi en su totalidad, se ha visto obligada a poner el freno y ahora toca levantarse, si cabe, con más voluntad de mejorar.

Y ahora ¿Cómo va a cambiar el consumo?

El otro día leía un articulo sobre los cambios en el comercio y Tommaso Canonici, economista y director de Opinno decía más que a una época de cambios asistiremos a un cambio de época , y creo que tiene razón.

Esta crisis va a cambiar la forma de comprar de los consumidores, mucha gente en estos días se ha visto forzada a probar la compra online.  Cuando todo esto pase algunos volverán a la vía tradicional, pero muchos de los que hayan tenido una buena experiencia se quedarán. O al menos incorporarán esta opción y la compaginarán con la tienda física.

La revolución digital y un comprador cada vez más exigente con la calidad y los precios nos obligan a ponernos las pilas.

¿Y cómo lo hago?

Yo lo resumiría en tres puntos básicos:

  1.  La experiencia de compra será un elemento diferenciador en los puntos de venta físicos, en los que el cliente espera una atención personalizada y un proceso de compra singular para que sean los mejores embajadores de nuestro comercio.
  2. La sostenibilidad se convierte en protagonista. Los materiales reciclados, la eficiencia energética y los orígenes de los productos toman importancia y afectan la decisión de compra. Esto también forma parte de esa experiencia ya que compartimos nuestros valores.
  3. La línea divisoria entre el comercio minorista y el comercio online desaparece para dar lugar a un entorno omnicanal, deberemos compaginar ambos canales para lograr un aumento del tráfico y de las ventas.

Tendremos que estar preparados y formarnos donde creamos que flaqueamos. Es la única solución.

¡¡Buenas ventas!!

Cristina Cañellas

Docente Especialista en Retail